La jueza indicó que “si bien el imputado es la última persona con la que estuvo el menor en vida, tampoco existen elementos incriminatorios o evidencias que hayan sido recogidas o encontradas en las vestimentas del imputado o al interior del registro de su vehículo o de su domicilio que lo puedan vincular con la comisión del delito de homicidio”. 

Por homicidio calificado fue formalizado este martes Jorge Eduardo Escobar, único imputado en el caso por la muerte de Tomás Bravo, que fue reportado como desaparecido el 17 de febrero en el sector de Caripilún y cuyo cuerpo fue encontrado a dos kilómetros del predio luego de nueve días de búsqueda.

La jueza del Juzgado de Garantía de Arauco Perla Roa rechazó la solicitud de prisión preventiva sosteniendo que “no es posible acreditar la acción homicida en la forma que formalizó el Ministerio Público” además indicó que “No existe y no se han acreditado por parte de los solicitantes de la prisión preventiva los presupuestos materiales del delito”, señaló.

“Si bien el imputado es la última persona con la que estuvo el menor en vida, tampoco existen elementos incriminatorios o evidencias que hayan sido recogidas o encontradas en las vestimentas del imputado o al interior del registro de su vehículo o de su domicilio que lo puedan vincular con la comisión del delito de homicidio”, complementó la jueza.

El fiscal José Ortiz anunció que se apelará a la resolución que a su juicio “causa agravio al Ministerio Público”. El imputado quedó detenido hasta el jueves, en tránsito, hasta que la Corte de Apelaciones de Concepción resuelva el recurso. El plazo fijado para la investigación es de seis meses.

 532 Total de visitas,  2 Visitas de hoy