La periodista Claudia Andrea Aranda Arellano, dio a conocer que durante este viernes fue torturada por más de una hora, llegando a perder el conocimiento, siendo golpeada y quedando policontusa. Fue detenida luego de ser objeto de un control de identidad y a pesar de dar a conocer sus documentos, habría sido identificada por Carabineros como «ella es». Durante el año pasado, la misma periodista ya había sido detenida y amenazada un par de veces.

Durante la tarde de este viernes la periodista Claudia Aranda se encontraba reporteando en las cercanías de Plaza Baquedano cuando le fue solicitada su identificación por miembros de Carabineros, a lo cual, como señala la afectada, facilitó sus documentos pero mientras Carabineros habría exclamado «ella es», en ese momento encendió su cámara para hacer un video en vivo pero ésta le fue arrebatada mientras era detenida violentamente por la policía.

La periodista indicó que fue torturada por más de una hora, señalando que la tuvieron al menos dos horas dando vuelta sola en un furgón policial, esposada en la espalda, siendo golpeada en forma constante en la espalda y en la nuca hasta perder el conocimiento. Al recuperar el conocimiento despertó con arcadas, al decir «no puedo más del dolor» carabineros subió la música (similar al actuar de la CNI señaló Claudia).

La afectada luego fue llevada a la Posta Central por Carabineros camino a la constatación de lesiones, policontusa y siendo víctima de burlas por parte de los miembros policiales, sin embargo, fue identificada y desviada por un Teniente diciendo «tráiganmela a mi» «a la posta no», por lo cual se desviaron y la llevaron sola y separada de los demás detenidos a la Posta N°1 ubicada cerca del Parque O´higgins. En el trayecto la esposaron de nuevo, le grabaron el cuerpo y la amarraron a un fierro parada dentro de las jaulas. Al llegar a la guardia el Fiscal ordenó que la soltaran pidiéndole firmar un papel para «excusarlo de cualquier cosa» y afirmando «que le había respetando todos los derechos de detenido», a lo cual la periodista se negó.

Posteriormente fue derivada al traumatológico y con un ibuprofeno fue liberada. Amenazas, burlas y dolor denuncia la reportera y periodista, «así que vay a presentar una querella?, …preséntala porque a nosotros no nos pasa ná…» le habría señalado uno de los policías.

Indicó que otras personas también habrían sido detenidas en una situación similar, entre 25 y 30 personas.

Maurucio Weibul periodista autor del libro «La caída de las AFP» denunció por Twitter esta situación:

Revisa la declaración de la periodista Claudia Aranda acá:

 

 16,899 Total de visitas,  8 Visitas de hoy