El actual candidato a la convención constituyente justo en el distrito 8 donde operó por años la empresa pizarreño, sumando más de 300 víctimas en su momento, censuró un proyecto de investigación de Raúl Sohr despidiéndolo de TVN, donde el objetivo era dar a conocer a la opinión pública el daño del asbesto en los trabajadores. Eduardo Miño el año 2001 se quemó a lo bonzo frente a la entonces ministra de salud Michelle Bachelet, invocando en su carta justamente esta problemática y de las víctimas de la asbestosis, formando parte además de la Asociación Chilena de Víctimas del Asbesto.

Hoy se viralizó en redes sociales un video que muestra al periodista y cientista político Raúl Sohr donde cuenta como René Cortázar lo echó de TVN por querer denunciar el grave daño de la empresa Pizarreño y el asbesto. Este video corresponde a un fragmento de la intervención del destacado analista internacional durante el lanzamiento del libro «Fibras grises de muerte: El silencio del mayor genocidio industrial en Chile«, en 2013. Recordemos que Eduardo Miño, el obrero que se inmoló al quemarse a lo bonzo frente a La Moneda el año 2001, justamente dentro de sus denuncias estaba la criminal industria del asbesto que para esos años ya había tomado más dd 300 vidas.

En el video Raúl Sohr cuenta justamente cómo llegó a descubrir la gravedad del uso del asbesto, viviendo exliado en Inglaterra y que con el tiempo llegó a armar un proyecto para hablar sobre el tema y denunciarlo, ya que en Chile se ocupaba mucho ese material, particularmente, en materiales de construcción hechos por la empresa Pizarreño. Sin embargo, tras pasar por Bélgica y luego regresar a Chile, el proyecto no prosperó, esto debido a la censura que fue ejercida particularmente por un ejecutivo de TVN: René Cortázar.

 

Eduardo Miño durante un viernes 30 de noviembre del año 2001, entregó una carta a los transeúntes de la Plaza de la Constitución y luego se infligió una herida en el abdomen, y se prendió fuego con una bolsa que contenía un tarro con líquido inflamable, en ese mismo momento se realizaba un acto de CONASIDA con la entonces ministra de salud Michelle Bachelet. Tras arder por un minuto, carabineros le apagaron el fuego con mantas y extintores, luego Miño recibió ayuda de una enfermera que asistía al acto de CONASIDA, a quien le contó que tenía tres hijos y vivía en Maipú. Con el 71% del cuerpo quemado falleción durante la media noche del día siguiente.

La carta de Eduardo decía lo siguiente:

A la opinión pública:

Mi nombre es Eduardo Miño Pérez, carné de identidad 6.449.449-K de Santiago. Militante del Partido Comunista. Soy miembro de la Asociación Chilena de Víctimas del Asbesto. Esta agrupación reúne a más de quinientas personas que están enfermas y muriéndose de asbestosis, participan las viudas de los obreros de la industria Pizarreño, las esposas y los hijos que también están enfermos, solamente por vivir en la población aledaña a la industria.

Ya han muerto más de 300 personas de mesotelioma pleural, que es el cáncer producido por aspirar asbesto. Hago esta suprema protesta denunciando:

1.- A la industria Pizarreño y su holding internacional, por no haber protegido a sus trabajadores y sus familias del veneno del asbesto.

2.- A la Mutual de Seguridad por maltratar a los trabajadores, enfermos y engañarlos en contra de su salud.

3.- A los médicos de la Mutual por ponerse de parte de la empresa Pizarreño y mentirle a los trabajadores no declarándoles su enfermedad.

4.- A los organismos de Gobierno por no ejercer su responsabilidad fiscalizadora y no ayudar a las víctimas. Esta forma de protesta, última y terrible, la hago en plena condición física y mental como una forma de dejar en la conciencia de los culpables el peso de sus culpas criminales. Esta inmolación digna y consecuente la hago extensiva también contra: Los grandes empresarios que son culpables del drama de la cesantía, que se traduce en impotencia, hambre y desesperación para miles de chilenos. Contra la guerra imperialista que masacra a miles de civiles pobres e inocentes para incrementar las ganancias de la industria armamentista y crear la dictadura global. Contra la globalización imperialista hegemonizada por Estados Unidos. Contra el ataque prepotente, artero y cobarde contra la sede del Partido Comunista (PC) de Chile. Mi alma que desborda humanidad ya no soporta tanta injusticia.

 

 9,605 Total de visitas,  64 Visitas de hoy