Compararnos con Alemania es un error, más en el caso de Jadue un error forzado.

Todo este debate nace de una manera o fórmula bien televisiva usada en la mayoría de los debates nacionales, esa especie de inmediatez aludiendo a que los tiempos son cortos en TV.

Qué duda cabe que cada segundo televisivo cuesta plata, eso lo saben los invitados e invitadas, empresas y dueños de la concesión que permite subir la Señal.

Lo real es que la pregunta de Constanza Santa María encontró al candidato presidencial como a cualquiera que no sea experto en políticas particulares de algún país, si a alguien de Chile sea moro o cristiano de rompe y traste le preguntan por algo tan específico, como cuál es el nivel de horas de la potencia europea «Alemania» podría quedar a la deriva, (tirón de orejas para los equipos programáticos), ya que era esperable en la disputa del querer bajar las horas de trabajo en el país que cualquiera hubiera buscado tergiversar lo central.

La pregunta o contra pregunta de Santa María es maletera, ¿qué tiene que ver comparar -más allá del supuesto error, que no lo es – la cantidad de horas trabajadas en un país que es 7 veces más grande en muchos aspectos que nuestro país.

La realidad según la OECD, es que efectivamente Alemania tiene 35 horas de trabajos, cuestión que se divide en distintas jornadas laborales según lo indica la misma cartera Alemana.

Entonces lo de Santa María cabe en el ámbito de la intencionalidad, porque no desarrolla la contra pregunta sino que asume cierta una parte de ella, pero no en su totalidad, lo cual debería ser catalogada con Fake News.

El caso de CNN, que sacó del aire al presidente Trump, muestra qué es lo que hay que hacer con alguien en televisión que muestra parte de la verdad, pero en nuestro país las cosas son más “light”, ¿el director de Estado Nacional no lo creyó responsable? ¿Lo habrán cuestionado si quiera? Es sólo parte de lo que me pregunté para escribir esta columna.

Los 29:42 segundos de la entrevista a Daniel Jadue hecha por el canal «estatal» fue parte del bajo rating que lo dejó último en el segmento de 10:30 pm a 11:30 pm, tal como lo señala el filtrador, portal especializado en análisis televisivo https://elfiltrador.com/category/tv/

Los hechos que se le critican a los conductores son, el tono despectivo para con el invitado y para ser cierto, es a lo menos raro que se le saque los estudios de los hijos a un precandidato presidencial o lo que dijo Del Río sobre que «usted ordena» cuando se refería al Banco Central, no son más ni menos que artilugios para desenfocar al invitado del tema central.

Pero Jadue se equivoca al comparar jornadas de trabajo con Alemania, no por la cantidad de horas que es realmente irrelevante al momento de debatir seriamente sobre cuántas horas más o menos se trabaja en un país.

Existen diferencias sustantivas entre los dos países en PIB  anual y trimestral per cápita, que demuestra que las dos economías no son comparables por tanto el querer bajar-mantener-o aumentar la jornada laboral pasa por factores que los televidentes de Estado Nacional por culpa de sus conductores quedaron sin saber.

La pregunta específica ¿qué hace viable hoy para Chile una rebaja de las horas trabajadas? es lo central (…)si hablásemos de un periodismo responsable, ¿por qué en las pre candidaturas hay distintas versiones de cómo abordar el tema? y en lo que compete a las primarias FA-PC también las hay.

El show televisivo supera la responsabilidad de entregar contenidos, los 3,1 puntos de rating castigan al TVN y al mal desempeño en lo relevante de Del Río Y Santa María, que los deja con peor nota.

Si fuese o estuviese en alguna candidatura presidencial lo pensaría dos veces antes de asistir a Estado Nacional.

 1,295 Total de visitas,  5 Visitas de hoy