Este jueves 8 de julio la Convención Constitucional aprobó pronunciarse respecto a los detenidos durante el estallido social y la militarización del territorio mapuche, luego de dar el visto bueno a una de las dos propuestas que se habían presentado en esta materia.

Se Aprobó

  • ¿Qué se aprobó?

Respecto del Proyecto de Ley de Indulto General en la Comisión de Constitución del Senado, su tramitación con la máxima celeridad.

  • Al Poder Ejecutivo dar suma urgencia legislativa al Proyecto de Ley de Indulto General y al Proyecto de Ley de Reparación a Víctimas de Derechos Humanos. Así como el retiro de todas las querellas interpuestas que invocan la Ley de Seguridad del Estado.
  • La inmediata desmilitarización del Wallmapu, así como la anulación de la medida que aumenta el presupuesto para la represión del territorio mapuche.
  • Que el indulto, en el caso de las Regiones del Biobío, Araucanía, Los Lagos y Los Ríos sea aplicable desde el año 2001 para los presos políticos mapuche.
  • En el Proyecto de ley Boletín 13715-17, apoyar una indicación que disponga la aplicación directa y obligatoria del Convenio número 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo y la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, especialmente en lo relativo al conocimiento de situaciones calificadas de delitos y que constituyan ejercicio de derechos territoriales, culturales, y políticos y a la aplicación preferente y obligatoria de penas distintas a la privación de libertad.
  • Que el Ministro de Justicia y DDHH concluya el proceso de modificación del Reglamento de Establecimientos Penitenciarios y garantice los derechos de las personas privadas de libertad de origen indígena, y aplique a su respecto de manera inmediata las disposiciones contenidas en el convenio 169 de la OIT y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas.
  • La implementación de una política robusta de justicia, que contribuya a la reparación integral de los perjuicios y los daños sufridos, de forma individual y colectiva, para quienes han sido víctimas de persecución, prisión política y vulneración sistemática a los derechos humanos.

CHILE VAMOS

Mediante un declaración la bancadas Constitucional de Chile Vamos expresó su molestia frente al tema en cuestión y que se llevó por completo la agenda del tercer día de Convención, hablan de que nunca aceptaran que existan presos políticos en Chile también reiterando que se debe cumplir el mandato por el cual fueron electos.

Los convencionales constituyentes aquí firmantes, declaramos lo siguiente:

1.- Lamentamos y empatizamos con todas las víctimas de hechos de violencia y sus familias. No podemos validar la violencia y menos relativizarla. Violencia es violencia y esta tiene cansada a la ciudadanía.

2.- Nunca aceptaremos que en Chile existan presos políticos. Compartimos y respaldamos las declaraciones de múltiples organismos especializados que han afirmado que hoy, esta situación, no se produce en nuestro país.

3.- Nos parece injusto decir que estamos aquí por «la revuelta». Hacer de la violencia la única verdad o forma de ver la realidad no solo es excluyente, agresivo y sectario; sino además profundamente injusto. Millones de chilenos marcharon pacíficamente con sus hijos y familia sin levantar la mano a nadie. Chile es diverso y es bueno que continúe así. Mucha gente pacifica no grita, pero no por eso deja de ser parte de los cambios sociales.

4.- Los 155 Convencionales Constituyentes fuimos elegidos por personas de distintas sensibilidades que votaron por nosotros para canalizar institucionalmente las soluciones que Chile necesita. Esas personas esperan que la violencia deje de ser un medio de acción política y que la próxima Constitución nos represente a todas y a todos; no solo a los que gritan más fuerte.

5.- Cada constituyente puede solicitar, individual o colectivamente, el respeto de un derecho humano como es el justo y debido proceso. Sin embargo, a la Convención Constitucional no le corresponde invadir facultades de otros poderes del Estado ni adjudicarse atribuciones que no le ha entregado la ciudadanía.

6.- Finalmente, reiteramos el llamado a cumplir con el deber de trabajar en los que nos fue encomendado: redactar una propuesta de nueva Constitución para Chile.

 366 Total de visitas,  4 Visitas de hoy