La presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, señaló que “lo que veo y lo que todo Chile espera es que no se siga matando a los jóvenes, que no continúe este asunto de matar a las personas que reivindican derechos».

Durante la tarde se conoció la muerte de un comunero mapuche en la localidad de Carahue, por acción de Carabineros. Y hace pocos minutos se ha confirmado que el fallecido es Ernesto Llaitul, de 26 años, hijo del lider de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul. El joven era estudiante de Sociología de la Universidad de Concepción y había sido implicado en el Caso Huracán, operativo investigativo policial iniciado por Carabineros de Chile bajo el amparo de la Ley de Inteligencia durante el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, y que terminó siendo develado como un montaje.

Los hechos ocurrieron en el sector de Casa Piedra, en la ruta que une Tranapuente con Carahue. Carabineros informó que sus efectivos habrían disparado contra un grupo de comuneros que ejecutaba un sabotaje contra maquinarias forestal en un fundo explotado por Mininco. Producto de la arremetida policial, murió Ernesto Llaitul.

La información sobre la identidad del fallecido, que circuló profusamente por redes sociales, fue finalmente confirmada por la Fiscalía y por el werken de la Alianza Territorial Mapuche, Mijael Carbone Queipul.

Consultada por Radio y Diario Universidad de Chile, la presidenta de la Convención Constituyente, Elisa Loncón, condenó el asesinato a manos de un efectivo policial.

La representante señaló que “lo que veo y lo que todo Chile espera es que no se siga matando a los jóvenes, que no continúe este asunto de matar a las personas que reivindican derechos”.

Si bien indicó que desconocía el detalle de los hechos, Loncon recordó que en la instancia que dirige “ayer sacamos una declaración contra la militarización del Wallmapu, firmada por mayoría de votos de los convencionales constituyentes. Y una de las razones de esta declaración es justamente solicitar que exista un ambiente que nos permita construir lo que estamos mandatados de manera que permita hacerlo. Pero si vamos a tener la represión de la policía y se va a continuar en esta lógica, no se están dando las garantías para que la discusión y el debate se instale”.

Loncon recordó que “los derechos de las naciones originarias aún no están instalados y las organizaciones que las demandan no pueden ser perseguidas. Hay que investigar. No conozco completamente la información, pero en primera instancia lo que nos corresponde a todo Chile es condenar la muerte por balas de Carabineros”.

Junto con lamentar que siempre se trate de jóvenes las víctimas en estos hechos, la presidenta de la Convención indicó que “debemos condenar la muerte de los luchadores, condenar porque son jóvenes y nos necesitamos vivos”.

Fuente: Radio Universidad de Chile pinchar enlace original Acá

 764 Total de visitas,  4 Visitas de hoy