Durante el medio día de este lunes 26 de julio un grupo de amigos y amigas, algunas agrupaciones de DDHH, acompañaron a Fabiola Campillay quien con un megáfono en mano, comenzó a pedir cárcel para Patrico Maturana quien este miércoles 28 de julio  tiene audiencia para solicitar libertad mientras espera el juicio por los hechos que terminaron con la mutilación del rostro de Fabiola.

Entrevistada por nuestro equipo Fabiola Campillay indicó que «no queremos que él salga en libertad, porque entendemos que es un peligro para la sociedad, al contrario ojalá el pudiera esperar en la cárcel como cualquier delincuente», recalcando que «él se encuentra en arresto domiciliario en Curicó con sus padres, disfrutando de su familia»

 8,400 Total de visitas,  2 Visitas de hoy