La directora ejecutiva de Oceana Chile se refirió a la aprobación del proyecto Dominga, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo y de las irregularidades que se han visto durante su tramitación.

En una entrevista publicada por Radio Universidad de Chile, la directora ejecutiva de Oceana Chile, Liesbeth van der Meer, se refirió a la aprobación del proyecto portuario-minero Dominga, por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo.

Consultada por el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, respecto de lo ocurrido en la jornada de este miércoles, la ambientalista afirmó que “la votación de ayer fue muy extraña, nunca había pasado antes que se votara un proceso que estuviese judicializado en la Corte Suprema y además este proyecto se aprueba políticamente, pero se rechaza técnicamente porque se aprueba con condiciones”.

Al respecto, la directora ejecutiva de Oceana agregó que “sabemos que este proyecto tiene falencias graves en su línea de base y eso significa que no usó la ciencia disponible para evaluar sus impactos y después declarar qué iba a pasar efectivamente en la zona”.

Liesbeth van der Meer añadió que “ayer salió una declaración pública de los funcionarios de Conaf, diciendo que todas las medidas que se quieren hacer están fuera de la institucionalidad y no es posible que los organismos públicos lo puedan revisar y, por ende, este proceso vendría siendo ilegal”.

Respecto de las razones que habrían detrás de la aprobación del proyecto, Van der Meer sostuvo que “aquí claramente hubo mandato, cuando uno ve cómo votaban los seremis no daban ninguna explicación, sino que decían ‘apruebo con condiciones’” y agregó que este mandato provino del nivel central “aquí desde que se dicta que se va a a votar el proyecto, hay que recordar que el primero que empujó para que se votara después de la decisión del Tribunal Ambiental fue el alcalde de La Higuera, o sea, él fue el primero que empuja, después sale que el delegado presidencial encabezará estas comisiones y sólo el nombre del delegado te dice de dónde viene la instrucción”.

En ese sentido y consultada sobre si el responsable de la aprobación del proyecto es el Presidente Sebastián Piñera, la representante de Oceana sostuvo que “no hay que darle más vuelta a eso, efectivamente, la persona que estaba al tanto de esto y que hubo una instrucción, sin tomar en cuenta todos los aspectos técnicos que es Conaf el ente que administra las reservas en el archipiélago de Humboldt, es grave”.

Liesbeth van der Meer tuvo palabras además para la relación de amistad entre uno de los controladores de Andes Iron, Carlos Alberto Délano y el Presidente Sebastián Piñera. Al respecto afirmó que “creo que Carlos Alberto Délano es un ejemplo de por qué buena parte de la institucionalidad del país no está funcionando. Su sanción por haber evadido impuestos, las clases de ética, se sabe que hubo financiamiento ilícito en el gobierno de Piñera en el momento que Pablo Wagner recibe 42 millones para apurar el proceso de tramitación de Dominga. Entonces estas cosas han causado mucha indignación en los chilenos y me parece super raro que una de las familias con más dinero del país insistan con aprobar un proyecto que destruirá uno de los lugares más preciados que tenemos en el país”.

“Hay que pensar que dos días antes de la aprobación del proyecto minero-portuario Dominga se estaba hablando del informe del IPCC. En Chile pasó por todos lados, los ministros preocupados, pero no estamos viendo esto como un todo, viviendo la sequía más grande de la historia del país y al otro día aprobamos Dominga, pese a que el informe del IPCC recalcaba que había que proteger los ecosistemas”, agregó la representante de Oceana.

Finalmente, Liesbeth van der Meer se refirió a la protección de los ecosistemas marinos por parte de nuestra institucionalidad y recalcó que “hemos utilizado al mar, igual que como lo hicimos con la tierra. El mar se veía como un sin fin de recursos y ahora vemos que los impactos son irreversibles. Las marejadas jamás se pensó que sería un efecto del cambio climático y ahora se ha comprobado que todo el sistema de organización que tenemos es sumamente ilógico”.

“En el colegio nunca nos enseñaron la importancia del océano y este país siempre ha estado muy centrado en la agricultura, hoy día ya vemos al océano como ese otro potencial que tiene y que a lo mejor nos va a salvar la vida de muchas cosas, entonces, creo que de a poco estamos cambiando esto y creo que es necesario invertir en ciencia para tener conocimientos de cómo funcionan los ecosistemas”, concluyó van der Meer.

Ver nota original pulicada por Radio Universidad de Chile acá

 374 Total de visitas,  2 Visitas de hoy