Cuando el Rock&Roll se lleva en la sangre no hay molde que aguante, ni jaula que pueda contener un pájaro libre.

No había tenido el placer hasta la fecha, de conocer a un tremendo personaje llamado Fernando Dayller. Hoy me llega su solicitud de amistad a Facebook y comienzo a tratar de saber ¿quién es?. Lo primero que veo es un video titulado «Vivir en Libertad» (#CantatuSueño 2021), que me hace entrar en su espacio, empaparme de sus vivencias y lo que lo rodea, como unos cachorros junto a su madre «Enana Wilkinson», un carro de supermercado lleno de libros para su biblioteca, su cuadro de Rugendas y varias guitarras colgadas en un muro.

¿Te pasó lo mismo?

Entrar a un espacio lleno de símbolos y significados. Su amor por la música, los animales, la lectura y el arte en general. Un ser que reúne mucha historia y vivencias de luces y sombras quizás. Trato de sacarme el manto de una sociedad prejuiciosa y con un asistencialismo mal entendido. Intento ver al ser, sentir el mensaje y empaparme de su música.

«Vivir en libertad» era solo la premisa de lo que iría conociendo de Fernando.

Comencé con el viaje de buscar y encontrar videos. Me llamaron mucho la atención varias de sus canciones, su estilo y la convicción de vivir con el rockazon latiendo en cada interpretación. «Mackanudo» me tuvo atento en toda su duración. Crítica dura y potente, pero que se digiere por lo entretenido que llega.

El audio de este video fue grabado en enero de 2015 junto a la banda de Rock «Adoctos» en estudios «La Higuera» de Melipilla.

Fernando viajaba constantemente de Melipilla a Santiago a tocar. Lo hacía principalmente en Lastarrias y parque Forestal, donde iba buscando y seleccionando su público.
Le escribo por facebook: Oye Dayller! tremendo descubrimiento…eres el rock&roll encarnado y me responde sin tapujos «SAAAAAA NADIE ME PESCA SOY UN PIOJO ENTRE LOS ARTISTAS TODOS TIENEN DINERO YO VENDO DULCES EN LAS CALLES SOY FEO Y NO TENGO DINERO». Pero que es el rock&roll sino actitud y Dayller la lleva en cada latido.

Quedamos de hablar por teléfono y ver lo que el destino quiso jugar aquí.

Un ser libre es difícil de visibilizar, puede revolotear cerca tuyo, pero estamos tan ensimismados que mirar a los ojos parece ser un atrevimiento e irresponsabilidad. Si has leído hasta acá te diste el tiempo sin dudas.

En este último video que cierra esta nota, Fernando nos canta mirándonos a los ojos y casi como diciendo envídienme «Soy libre». Camina con su guitarra y expresa con su voz. Parece un ave revoloteando entre el cemento y la gente.

con cariño ElotroPablo

 

 1,012 Total de visitas,  2 Visitas de hoy