El ente fiscalizador detectó graves irregularidades en la licitación por cámaras para Carabineros cuya compra fue visada por la exsubsecretaria de Prevención del Delito quien hoy es parte del comando del candidato presidencial Sebastián Sichel. La auditoría fue remitida a la Fiscalía Centro Norte.

Un duro golpe asestó Contraloría a la gestión de la exsubsecretaria de Prevención del Delito Katherine Martorell quien actualmente integra el comando del candidato presidencial Sebastián Sichel. En una auditoría el ente fiscalizador, encabezado por Jorge Bermúdez, detectó irregularidades en una millonaria licitación para la adquisición de un sistema de cámaras corporales para Carabineros en 2020 y que fue visado por la entonces autoridad del Ministerio del Interior. El caso es indagado actualmente por la Fiscalía Centro Norte tras una denuncia presentada en que se acusaba de irregularidades respecto a la empresa Motorola Solutions Chile quien fue la ganadora y se adjudicó un contrato por casi $400 millones.

Ante los cuestionamientos de la ciudadanía respecto a conductas de Carabineros en medio de procesos de detención tras el estallido social, el Gobierno decidió hacerse de cámaras corporales que debían tener una característica en particular y era que cuando el uniformado la apagara, este adminículo siguiera por al menos 120 segundos registrando lo que estaba ocurriendo. El tema es que la empresa que ganó el concurso sus productos no cumplían con este requisito que fue estipulado en las bases de la licitación y así quedó estipulado en la auditoría informó durante esta tarde La Tercera

 516 Total de visitas,  2 Visitas de hoy