El texto, enviado ahora al Senado, también contempla otros beneficios, como los aguinaldos de Navidad y Fiestas Patrias, junto al bono de invierno para los pensionados. Se excluyen de todos estos beneficios las altas autoridades del país, entre ellas, los ministros de Estado y los parlamentarios.

Favorecido por un acuerdo previo con la mayoría de las asociaciones de funcionarios, la Sala de la Cámara aprobó y despachó a segundo trámite el proyecto (boletín 14733) que reajusta las remuneraciones a los trabajadores del sector público, concede aguinaldos y otros beneficios adicionales.

Efectivamente, el texto tiene como base el Protocolo de Acuerdo firmado el 2 de diciembre pasado. Al él concurrieron el Gobierno, la CUT y 14 organizaciones gremiales del sector público. Sus lineamientos apuntaron a concordar los componentes económicos; una agenda de trabajo 2021-2022 (considera trece mesas de trabajo); y el compromiso de realizar cuatro estudios durante 2022.

Según lo comunicado en el informe de la Comisión de Hacienda, rendido por el diputado Leopoldo Pérez (RN), los beneficios alcanzarán a cerca de 800 mil funcionarios activos y 2,5 millones de personas del sector pasivo.

En concreto, la propuesta presenta un reajuste general para los trabajadores del sector público de 6,1% a contar del 1 de diciembre de 2021. Esto afecta a las remuneraciones, asignaciones, beneficios y demás atribuciones en dinero (imponibles para salud y pensiones) o no imponibles.

También reciben este beneficio los directores, educadores de párvulos y asistentes de la educación de establecimientos VTF. Igualmente, aquellos regidos por la Ley 21.109, es decir, los regidos por el estatuto de los asistentes de la educación.

Se excluyen expresamente las cuatro categorías de sueldos más altos de la escala pública. Ello incluye a las altas autoridades del país del ámbito público (Presidente de la República, ministros y parlamentarios, entre otros). En este marco, el mensaje recuerda la aplicación de la Ley 21.233, que fija un mecanismo por medio de la Alta Dirección Pública para el reajuste de remuneraciones y dietas.

Otros beneficios

Subsecretario Weber

La iniciativa incluye los respectivos aguinaldos de Navidad y Fiestas Patrias; el bono de escolaridad y la bonificación adicional asociada a este. El tope de remuneración bruta para ser partícipe de estos beneficios será de $2.790.225. Ello, excluidas las asignaciones asociadas a desempeño individual, colectivo o institucional.

También se considera el aporte al servicio de bienestar; la bonificación de nivelación; y el bono de invierno para pensionados ($70.336). Adicionalmente, contempla los aguinaldos de Fiestas Patrias y Navidad para pensionados.

Junto a lo anterior, el texto define una bonificación extraordinaria para enfermeras, matronas, enfermeras-matronas y otros profesionales de colaboración médica. Asimismo, extiende el plazo para el incremento de la subvención educacional; incluye el bono de vacaciones; una asignación para el equipo de planta y contrata del Servicio Médico Legal; prolonga la vigencia del bono anual a los funcionarios de las regiones extremas; posibilita labores de teletrabajo en algunos servicios; y permite el traspaso de personal a honorarios a contrata hasta en cinco mil personas, entre otras variadas normas.

Informó el centro de prensa de la cámara de diputados

 728 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.