La corporación Amazon contempla en los contratos de uso de su nube, una situación especialmente rara: que los muertos humanos revivan y coman carne humana. Apocalipsis Zombi.

Los contratos y términos de uso buscan la forma de dejar clara la utilización correcta del servicio o el programa en cuestión, blindándose de una posible mala praxis por parte del usuario o cliente. En el caso de Amazon Web Services -y aquí viene lo curioso, que fue renovada en diciembre pasado para contemplar un extraño escenario: «que los cadáveres humanos revivan y traten de consumir carne humana viva».

La curiosisdad de la Clausula 42:10

La cláusula 42.10 de los términos legales de la filial de servicios de Amazon, fue renovada durante el pasado diciembre e incorpora una mención explícita al apocalipsis zombie. Hablamos de un documento completo que consta de unas 64 páginas y que fija las condiciones para poder utilizar todos los servicios de los que consta su filial, Amazon Web Services (AWS).

Tambien te puede interesar: Columna de opinión «No mires Arriba»

A modo de curiosidad, varios usuarios han descubierto que Lumberyard, el motor que ejecuta los videojuegos de la compañía, consta de múltiples prohibiciones de uso.

Algunos de los multiples ejemplos; estos servidores de Amazon no pueden ser usados para el control de aeronaves o de tráfico aéreo, para la ejecución y uso de equipos médicos, para la gestión de instalaciones nucleares, misiones militares de combate, naves espaciales tripuladas, sistemas de transporte automatizados o vehículos autónomos. Es decir, para nada que pueda ser «sensible» de ser pirateado.

Al.parecer segun amazon el apocalipsis zomi es viable. La cláusula entró en vigor allá por 2016, y desarrolla durante 11 líneas la autorización expresa para usar dicho servicio si se produce una apocalipsis zombi. Es decir, si la humanidad se va a pique con una Gran Mortandad o acaba asediada hasta la sexta extinción masiva de la Tierra, Amazon Web Services nos permitirá usar su nube y servidores de otra manera exenta de las citadas normas previas.

«Estas restricciones no se aplicarán en caso de que ocurra una infección viral generalizada transmitida a través de picaduras o contacto con fluidos corporales que haga que los cadáveres humanos revivan y traten de consumir carne humana viva, sangre, cerebro o tejido nervioso y es probable que conlleve la caída de la civilización organizada», remarcan.

 581 Total de visitas,  5 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.