Chile abrirá hoy ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya los alegatos en su disputa con Bolivia por el estatus del río Silala, un nuevo diferendo con nuestros vecinos ante la Corte.

Con sólo tres semanas en el cargo la canciller de nuestro país Antonia Urrejola estará liderando la defensa de Chile en la Corte internacional para defender nuestra postura en los alegatos por la disputa del rio Silala, recordar que este caso fue llevado por el ex presidente de Bolivia Evo Morales en 2016.

La secretaria de Estado indicó que nuestro país «tiene derecho al uso equitativo y razonable de esas aguas», y que «el eje de Chile es que existe un Tratado de Paz».

En esta línea, la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, dijo a El Mercurio que «el tema central y el eje de Chile y su fundamentación es que existe un Tratado de Paz y Amistad de 1904 que reconoce que las aguas del Silala son aguas internacionales y su uso obedece al derecho consuetudinario internacional».

Agregando que «por lo tanto, tiene derecho al uso equitativo y razonable de esas aguas«. 

Respecto a los alegatos, la canciller expresó que «estamos confiados en la posición de Chile basada en el respeto al derecho internacional«. 

En horas de esta mañana, Urrejola se reunirá con el Presidente Gabriel Boric, antes de que se inicien las exposiciones y, posteriormente, la autoridad seguirá los alegatos vía telemática junto a un equipo de Cancillería. 

Los alegatos se extenderán hasta cerca de las 14:00 hora chilena, donde expondrán la agente del país ante la CIJ de La Haya y subsecretaria de Relaciones Exteriores, Ximena Fuentes; también lo harán la coordinadora del caso Silala, Klein Kranenberg; el litigante Alan Boyle, luego la abogada Laurence Boisson de Chazournes y, finalmente, lo hará Sam Wordsworth, quien ya ha representado a Chile anteriormente en La Haya. 

Por su parte, la subsecretaria Fuentes indicó que «Chile cree en sus argumentos y en el trabajo permanente de este equipo de a través de los seis años». 

El proceso tendrá una extensión de 14 días, finalizando el próximo 14 de abril, y la posición que tiene nuestro país es que se considera que el Silala es un río internacional que debe ser compartido, mientras que Bolivia sostiene que las aguas proceden originalmente de manantiales nacidos en su territorio y que fueron desviados artificialmente hacia la frontera en la primera mitad del siglo pasado.

 204 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.