Se llama Andago y se utilizará para el tratamiento de niños, niñas y jóvenes que requieren seguir trabajando su marcha en condiciones que se asemejen a las de una caminata real.

Una nueva tecnología se encuentra al servicio de la rehabilitación de pacientes del Instituto Teletón Santiago. Se trata de Andago, un dispositivo que ayuda a realizar la transición entre el entrenamiento de la marcha en una cinta rodante con soporte de peso corporal y la marcha sin ayudas.

En el caso de Teletón, este equipo se utilizará en pacientes que han concluido sus sesiones en Lokomat -un exoesqueleto simula el acto de caminar- y que requieren seguir trabajando su marcha en un contexto protegido, pero más parecido a la realidad.

La adquisición de este equipo, creado por la empresa sueca Hocoma -la misma a cargo del Lokomat-, se realizó luego de un periodo de prueba piloto en el instituto de Santiago, donde se comprobó su utilidad con pacientes.

Para Pedro Caro, jefe de Kinesiología de Teletón Santiago, contar con Andago significa “mantener el compromiso que tenemos con otros usuarios de tener la tecnología de punta en el proceso de rehabilitación”.

Entre los usos de Andago -explica Caro- se encuentra la posibilidad de “probar la marcha en un contexto más real, donde los pacientes tienen que desplazarse por lugares donde hay otras personas, deben sortear obstáculos, tienen que mostrar en acción lo que se está trabajando. Y se hace en un contexto protegido, por lo mismo tiene un arnés que va a resguardar al paciente, donde el paciente va protegido, para evitar las caídas”.

Silvia Díez, gerente de Aplicaciones Clínicas de Hocoma,  detalla que uno de los principales usos apunta a casos donde “un paciente ya sabe cómo caminar, ya no necesita esa guía para saber cómo dar el paso, pero sí que sigue necesitando de alguien que soporte un poco el peso, porque el paciente no puede con su propio peso. Desde ese momento se hace uso de este equipo, que lo que hace es dar un soporte de peso corporal, quitarle parte del peso al paciente para que se sienta libre para caminar, para que saque todas sus capacidades”.

“Esto permite que el paciente pueda interactuar con un entorno más similar a lo real, y que pueda marchar en superficies de forma autónoma”, agrega.

¿Cómo funciona Andago?

Andago cuenta con tecnología robótica que le permite seguir al paciente de forma activa, sin necesidad de empujarlo o tirar de él. Es por esto que se mueve al ritmo del paciente sin restringirlo obligatoriamente a una sola sala. “Andago detecta -por cómo se mueven los brazos- hacia dónde va el paciente y simplemente lo acompaña. La rueda funciona de forma autónoma siguiendo al paciente”, explica Silvia Díez.

Además cuenta con un sistema de soporte dinámico de peso corporal, lo que ayuda a los pacientes a caminar de forma natural, mejorando sus reacciones de equilibrio. Por otro lado, al contar con un ajuste de movimiento vertical, permite realizar ejercicios avanzados como pasar obstáculos, subir escalones, steps, entre otros.

Aunque Andago se puede utilizar en cualquier paciente que presente trastornos de marcha, presenta un alto potencial para pacientes post operados que tienen que reaprender a caminar, en personas que se encuentran en recuperación tras accidentes automovilísticos, en pacientes amputados, personas con parálisis cerebral, entre otros.

 294 Total de visitas,  4 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.