La Compañía de Jesús de Chile informó hoy que el jueves 29 de abril que recibió una denuncia de una mujer adulta en contra del sacerdote Felipe Berríos por hechos de connotación sexual que habrían ocurrido cuando ella era menor de edad.

El religioso deberá enfrentar una investigación previa canónica y mientras se realiza será separado de sus funciones eclesiásticas.

“En forma inmediata se activó el protocolo establecido por el Centro de Prevención de Abusos y Reparación (CPR) de la institución”, aseguró la congregación, quien nombró a cargo de la investigación a la abogada María Elena Santíbañez.

Según el comunicado, el Provincial de la Compañía de Jesús en Chile, P. Gabriel Roblero SJ, con fecha 2 de mayo decretó la apertura de esta investigación y asegura que se dispondrá de “todos los medios que sean necesarios para que se efectúe con la mayor rigurosidad y celeridad, a fin de esclarecer los hechos denunciados y las eventuales responsabilidades. Mientras se realiza la investigación canónica el Provincial dispuso la suspensión del ejercicio público del ministerio sacerdotal de Felipe Berríos”.

“Como Compañía de Jesús reiteramos nuestro compromiso para avanzar en verdad y justicia en el cuidado de las personas, así como el respeto al debido proceso y a la ley”, agrega el comunicado e invita a entregar “cualquier otro antecedente” al correo de la instructora mesantibanez@vgcabogados.cl o a la directora del Centro de Prevención de Abusos y Reparación, María de los Ángeles Solar, al correo msolar@jesuitas.cl

 402 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.