La clasificadora de riesgo internacional, Fitch Ratings, que destaca entre las tres más importantes del mundo, mantuvo la calificación de Chile en ‘A-‘, con una perspectiva estable a futuro, la que ya cuenta con una larga data. “Es una noticia positiva que fundamentalmente reconoce, por un lado, la solidez de las instituciones en Chile y, en segundo lugar, un marco macroeconómico sólido, reflejado tanto en lo que es el marco de la política monetaria con su marco de metas de inflación de mediano plazo, y la política fiscal basada en la regla estructural”, destacó el ministro de Hacienda, Mario Marcel, respecto al análisis que entregó esta agencia.

El informe de detalla que “las calificaciones de Chile están respaldadas por un balance soberano relativamente sólido, con una deuda pública/PIB muy por debajo de sus pares, sólidos indicadores de gobernanza y un historial de políticas macroeconómicas creíbles centradas en un régimen de metas de inflación y un tipo de cambio flexible. Estas fortalezas se equilibran con el ingreso per cápita proyectado a permanecer bajo en relación con sus pares, alta dependencia de materias primas, bajo apalancamiento externo y métricas de liquidez más débiles”.

Asimismo, el ministro puso énfasis en que “en esta evaluación del riesgo chileno se valora de manera especialmente positiva la consolidación que estaba prevista para este año en base al presupuesto de 2022 y la que está prevista para los años siguientes”.

Tal como menciona Marcel, el informe menciona que entre los factores que podrían conducir a una mejora de calificación positiva se encuentra la consolidación fiscal creíble consistente con una trayectoria decreciente de la deuda pública/PIB y/o una reconstrucción de las reservas fiscales a través de aumentos en los fondos de estabilización, junto con la mejora en las perspectivas de crecimiento económico a mediano plazo que ayude a elevar el PIB per cápita, aliviar las tensiones sociales y mejorar la dinámica fiscal.

Por otra parte, la clasificadora plantea como factores de riesgo la incertidumbre o un posible deterioro de la capacidad de crecimiento del país.

“Esto es una señal de que, por un lado, se valora el compromiso con la estabilidad macroeconómica y la disciplina fiscal del gobierno del Presidente Boric; y por otro, nos alienta a seguir trabajando en los próximos años para fortalecer aquellas áreas en las cuales los analistas de riesgo ven posibilidades de fortalecimiento de Chile como es el materializar la senda de consolidación fiscal que está prevista y elevar el potencial de crecimiento del país”, concluyó Marcel.

 302 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.