La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó este lunes que el mundo registró un déficit de 112 millones de puestos de trabajo de tiempo completo en el primer trimestre de 2022 en relación con los últimos tres meses previos a la pandemia de COVID-19 (octubre a diciembre de 2019).

Después de avances significativos durante el último trimestre de 2021, el número de horas trabajadas a nivel global se redujo en los primeros tres meses de 2022 a un 3,8% por debajo del índice prepandémico, especifica el organismo en su informe Monitor del Mundo del Trabajo.

La OIT atribuye el retroceso a la combinación de las crisis que asolan al mundo con las crecientes desigualdades tanto al interior como entre los países.

La inflación, la turbulencia financiera, el endeudamiento excesivo y la interrupción de la cadena de suministro mundial son algunas de las crisis interconectadas que afectan los mercados de trabajo y más aún, presagian un mayor deterioro en los próximos meses, advierte.

El estudio considera que la guerra en Ucrania ha exacerbado el panorama laboral de por sí complejo más allá de las fronteras de los actores de la conflagración

Puede Interesarte:

Ministra Jeannette Jara y nuevo indicador de Tasa de Rotación Laboral del INE: Permitirá avanzar en generar políticas públicas y mejorar las condiciones laborales de las y los trabajadores


Cesantia en Chile

La tasa de desocupación de Chile se ubicó durante el trimestre móvil enero-marzo de 2022 en el 7,8 por ciento, mientras que el índice de informalidad escaló al 27,3 por ciento, lo que supone un salto de 0,6 puntos en un año, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La desocupación implica un descenso de 2,6 puntos en doce meses, dado que «el alza de la fuerza de trabajo (5,0 por ciento) fue menor a la presentada por las personas ocupadas (8,0 por ciento)», explicó el ente.

Por sexos, la desocupación de mujeres se situó en el 8,7 por ciento, y la de hombres en el 7,2 por ciento, decreciendo en doce meses 2,3 y 2,7 puntos, respectivamente.

Las personas desocupadas, por su parte, «disminuyeron 20,9 por ciento, incididas por quienes se encontraban cesantes (-23,1 por ciento) y por aquellas que buscan trabajo por primera vez (-0,2 por ciento)».

Las personas ocupadas tuvieron un aumento del 8,0 por ciento, influidas «por comercio (9,9 por ciento), actividades de salud (15,6 por ciento) y construcción (11,4 por ciento), en tanto que por categoría ocupacional influyeron las personas asalariadas formales (7,9 por ciento), las personas trabajadoras por cuenta propia (8,2 por ciento) y las personas asalariadas informales (9,7 por ciento)», infromo el INE.

 236 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.