logo
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Respecto del reordenamiento de tropas y la venta de la noticia por parte de occidente

 

 

Podría llegar a hacerse un libreto al más puro estilo Hollywood, Zelensky en el rol protagónico y el
cortejo de occidente en los papeles secundarios. El escenario se presenta nuevamente con alta inflación,
“haremos lo que sea necesario”, apunta Jerome Powell, el objetivo es que llegue a un 3% complementan
desde una administración de Biden atormentada con la posibilidad de perder terreno en las elecciones
intermedias frente a los Republicanos con Trump a la cabeza, buscando el segundo ascenso. El
reordenamiento táctico de las tropas rusas encaja perfecto para construir el relato que justifique el gasto
en armamento y las millonarias remesas que Estados Unidos y la Unión Europea envía a una sociedad
ucraniana endeudada de por vida por los costos de la guerra.

A occidente le sirve vender la noticia del gran avance de Ucrania cuando en el frente tiene un escenario
adverso, el cáncer que explota en la economía europea tiene un componente político que está
hundiendo a las economías por sometimiento inducido, siendo dependientes del gas ruso y de los
hidrocarburos de bajo costo, elemento que ha sido clave en los prolongados años de estabilidad de la
Unión Europea.

Lejos va quedando la Alemania próspera y la suavidad del motor de Europa, la Alemania financista y el
pulmón económico de Frankfurt se está enfermando, la casa para invierno se encontrará fría y estará
aún más caro encender la calefacción, parece que será más económico prender un brasero con carbón
mientras el Canciller corre buscando reorganizar la matriz energética apuntando al hidrógeno verde y
pensando en la nacionalización de empresas energéticas  para evitar el colapso .
El tope a los precios de los hidrocarburos como medida “anti Rusia”, será un aliciente para terminar de
aniquilar los bolsillos de la sociedad europea, pues Putin no cederá y si es necesario cortará los
suministros, cuando ha dejado claro que las empresas estatales cumplirán sus compromisos pero si se
cambian unilateralmente las condiciones afectando a los intereses de su nación, Rusia cortará el grifo
totalmente.

En los próximos meses el panorama se observa con alta inflación en América y Europa, dentro del
margen alto del rango y cuya laterización en el tiempo, la pérdida de crecimiento y de sumar mayor
desempleo, puede construirse un cuadro de estanflación, cuyos efectos han demostrado ser duros
golpes a las economías y a las familias de la clase trabajadora.

 

 

 100 Total de visitas,  2 Visitas de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.